Ahorra en luz y calefacción

El cambio de temperatura y el cambio de hora es algo que no podemos controlar, llega una época del año en el que necesitamos inevitablemente la calefacción, porque si no, podemos resfriarnos por el frío que pega. La poca luz que recibimos en las tardes no nos ayuda para realizar todas las actividades y necesitamos prender  las bombillas y muchas veces más que las que necesitamos hace unos días.

Aunque es imposible no realizar estos gastos, podemos buscar maneras de ahorrar luz y calefacción y así nos podrá salir más económico. Te daremos unos sencillos pasos para poder ahorrar, recuerda que siempre es bueno ahorrar energía. Si necesitas de algún especialista en electricidad para una consulta siempre puedes contar con nosotros, llámanos y atenderemos tus dudas.

Consejos

Limpia las bombillas

Me imagino que este consejo te parece un mal consejo, dirás que inútil o algo parecido, pues no. En realidad es bastante útil porque si tus bombillas están sucias no rendirán lo que deberían ya que iluminan menor cantidad. Limpia tus lámparas cada cierto tiempo, para que tengan un buen rendimiento.

Usa bombillas de bajo consumo

Debes haber escuchado mucho este consejo, cualquier persona que sepa un poco sobre ahorro energético sabe que las bombillas convencionales gastan mucha energía y compran las de bajo consumo es una gran inversión. Te ahorrará mucho en cada factura del mes, la luz es blanca la cual la convierte es más agradable y útil.

Obtén un regulador de luz 

Dejar las luces prendidas en todo momento sin estar utilizándolas es una pérdida de energía, muchas veces se te puede olvidar apagar las luces por estar pendiente de muchas otras cosas. En este caso te serviría un regulador de luz, un accesorio que apaga las luces cuando no hay nadie y las enciende cuando se llega  a casa.

No tape los radiadores

Es muy importante saber que de ninguna manera se deben tapar los radiadores, al tener obstáculos, el calor no se podrá distribuir correctamente y se derrochará energía. Si los radiadores están libres y destapados se ahorrará dinero y energía.

Programa la calefacción

No aumentes la calefacción, la temperatura ideal es de 20 grados en cualquier época del año. Cada grado que aumentes aumentará la factura de luz, cada grado te podrá costar 5% más.

Airear la casa

¿Por qué hacer esto? Al entrar los rayos del sol podrán calentar la casa y no necesitaremos tanto de la calefacción. Cuando realices esto debes tener la calefacción apagada, tenerla encendida provocará un gran gasto de energía.

Estos son algunos de los consejos sencillos que podrás utilizar día a  día en tu hogar  para ahorrar luz y calefacción. Siempre será mejor utilizar luz solar, la idea no es sentir calor si no estar agusto en tu hogar.