Blog

¿Por qué mi factura de luz es tan costosa?

Es de mucha importancia conocer cuáles de nuestros electrodomésticos son los que utilizan más energía, tanto por el ambiente, como por el monto en la cuenta de la luz que te saldrá mucho más elevada si gastas demás.

Los electrodomésticos son los aparatos que utilizamos prácticamente a diario para facilitarnos la vida, entretenernos, entre otras funciones, estos artefactos necesitan de la electricidad para poder realizar sus objetivos, pero aunque sea vital para ellos esto podemos ahorrar electricidad haciendo un mejor uso de ellos, la pregunta es, ¿Cuáles de ellos hacen que tu cuenta suba mucho de precio?

 Electrodomésticos que más consumen electricidad

 Vitrocerámicas

Las cocinas vitrocerámicas son sistemas de cocción e lo que se encuentra un vidrio entre la fuente de calor y el recipiente que se quiere calentar, es una renovación en la cocina, es más cómoda y posee indicadores de calor que advierten que las placas aun permanecen calientes. A pesar de todas estas virtudes este electrodoméstico utilizado en diversos hogares consume mucha electricidad, se puede estimar un consumo de 7,4% en total, la cual es una cifra bastante alta.

 Frigorífico

El frigorífico, se podría decir que es el electrodoméstico más importante del hogar, apenas se va la luz en lo único que pensamos en el frigorífico, porque es un artefacto que necesita tener energía en todo momento, es donde se encuentra nuestra comida.   El frigorífico utiliza 6,64% de consumo, esta alta cifra mayormente es en frigoríficos muy usados. Cuando se cambia por uno nuevo se ahorra mucho más.

Bombillas

Nuestros hogares están repletos de bombillas, en el baño, en la sala, en los cuartos, en la cocina, en todo lugar. Necesitamos las bombillas para poder iluminar, el problema es que las bombillas convencionales consumen mucha electricidad, el gasto energético de las bombillas es de alrededor al 4 %.  Se recomienda utilizar bombillas LED que ayudan a ahorrar bastante electricidad día a día, aunque son costosas, valdrán la pena, porque además de ahorrar energía, tiene un tiempo de duración más elevado que las convencionales. Cámbialas poco a poco y observa los resultados.

Televisión

La televisión, ese aparto que entretiene desde los más grandes hasta los más pequeños de la casa. Es un electrodoméstico que puede pasar todo el día prendido y esto gasta mucha electricidad. Es por ello, que se recomienda apagar la televisión si no se está utilizando. No debes dejar el televisor en stand by porque esto igual hace que se consuma la energía, apágala totalmente.

Estos son generalmente los aparatos que consumen más electricidad en el hogar. Otros de los electrodomésticos que gastan bastante electricidad, pero, menos que los nombrados anteriormente son: Los ordenadores y el microondas.

Debe comprobar que la electricidad de su hogar se encuentra en perfecto estado porque si hay un fallo que le afecte podrá cambiar y aumentar su factura.

Si presenta algún problema por el estilo, se recomienda llamar a un servicio de mantenimiento eléctrico que solucione la incidencia rápidamente y eficazmente. Si realizas esto no tendrás que volver a preocuparte por la factura de luz.

Ahorra en luz y calefacción

El cambio de temperatura y el cambio de hora es algo que no podemos controlar, llega una época del año en el que necesitamos inevitablemente la calefacción, porque si no, podemos resfriarnos por el frío que pega. La poca luz que recibimos en las tardes no nos ayuda para realizar todas las actividades y necesitamos prender  las bombillas y muchas veces más que las que necesitamos hace unos días.

Aunque es imposible no realizar estos gastos, podemos buscar maneras de ahorrar luz y calefacción y así nos podrá salir más económico. Te daremos unos sencillos pasos para poder ahorrar, recuerda que siempre es bueno ahorrar energía. Si necesitas de algún especialista en electricidad para una consulta siempre puedes contar con nosotros, llámanos y atenderemos tus dudas.

Consejos

Limpia las bombillas

Me imagino que este consejo te parece un mal consejo, dirás que inútil o algo parecido, pues no. En realidad es bastante útil porque si tus bombillas están sucias no rendirán lo que deberían ya que iluminan menor cantidad. Limpia tus lámparas cada cierto tiempo, para que tengan un buen rendimiento.

Usa bombillas de bajo consumo

Debes haber escuchado mucho este consejo, cualquier persona que sepa un poco sobre ahorro energético sabe que las bombillas convencionales gastan mucha energía y compran las de bajo consumo es una gran inversión. Te ahorrará mucho en cada factura del mes, la luz es blanca la cual la convierte es más agradable y útil.

Obtén un regulador de luz 

Dejar las luces prendidas en todo momento sin estar utilizándolas es una pérdida de energía, muchas veces se te puede olvidar apagar las luces por estar pendiente de muchas otras cosas. En este caso te serviría un regulador de luz, un accesorio que apaga las luces cuando no hay nadie y las enciende cuando se llega  a casa.

No tape los radiadores

Es muy importante saber que de ninguna manera se deben tapar los radiadores, al tener obstáculos, el calor no se podrá distribuir correctamente y se derrochará energía. Si los radiadores están libres y destapados se ahorrará dinero y energía.

Programa la calefacción

No aumentes la calefacción, la temperatura ideal es de 20 grados en cualquier época del año. Cada grado que aumentes aumentará la factura de luz, cada grado te podrá costar 5% más.

Airear la casa

¿Por qué hacer esto? Al entrar los rayos del sol podrán calentar la casa y no necesitaremos tanto de la calefacción. Cuando realices esto debes tener la calefacción apagada, tenerla encendida provocará un gran gasto de energía.

Estos son algunos de los consejos sencillos que podrás utilizar día a  día en tu hogar  para ahorrar luz y calefacción. Siempre será mejor utilizar luz solar, la idea no es sentir calor si no estar agusto en tu hogar.

3 maneras de prevenir una sobrecarga eléctrica

Una sobrecarga o sobretensión eléctrica es relativamente común en muchos hogares o espacios industriales con muchos dispositivos eléctricos conectados a una fuente única. La sobrecarga eléctrica consiste en el aumento de la tensión eléctrica por encima de los valores máximos permitidos en un circuito.

Una vez que ocurre una sobretensión eléctrica, los daños son significativos pues pueden dañar en totalidad el dispositivo eléctrico, u ocasionar incendios peligrosos a causa de los cortocircuitos. En un hogar pueden dañar cualquier electrodoméstico, pero a nivel más industrial puede ocasionar perdidas millonarias en dispositivos electrónicos.

Como sus consecuencias son graves, la mejor manera de defendernos ante ellos es adquirir e instalar protectores para los dispositivos que tenemos dependiendo del sistema eléctrico. Las sobrecargas eléctricas suelen tener dos causas muy comunes: las condiciones climáticas desfavorables, en especial los relámpagos, y los aumentos inesperados de voltaje en circuitos eléctricos.

Protector de sobrecargas transitivas

Muchas veces hay dispositivos eléctricos que pueden detonar aumentos de voltaje transitorios o momentáneos, como lavadoras, televisores o computadoras, para los cuales necesitamos un protector de sobrecargas transitivas que mantenga a raya el voltaje superavitario.

Protector de sobrecargas consolidadas

A diferencia de la creencia popular, los varistores distan mucho de ser útiles al momento de sufrir aumentos de voltaje permanente; en realidad la opción más viable seria utilizarlos exclusivamente para que disparen el switch al momento de subir el voltaje, de forma que la circulación de electricidad se mantenga a una mínima potencia, y se nulifique una vez que el switch sea apagado.

Protector para sobrecargas duales

Como su nombre indica, estos protectores vienen específicamente diseñados para garantizar seguridad en cualquier escenario de sobrecarga, es decir, sea transitivo o asentado de manera permanente. Su instalación es algo complicada, por lo cual es casi imperativo que un experto de la electricidad sea el autor de la misma, pues sus componentes no vienen dispuestos para ser manipulados por cualquier persona.

No es recomendable instalar cualquier protector dual que pueda ser de dudosa procedencia, pues es un artefacto sumamente delicado destinado a garantizar la integridad física de uno o más dispositivos electrónicos seguramente bastante costosos. A la luz de esto, solo deben adquirirse protectores duales que tengan garantía y certificación por una marca reconocida.